La salud, eso tan incierto…

La salud, eso tan incierto…

Ayer, 7 de abril, fue el Día Mundial de la Salud. La OMS, desde el año 1948, celebra este día tan importante e interesante y aboga porque todas las personas tengan acceso a unos servicios de salud integrales de calidad, un acceso sin discriminación y libre de dificultades financieras.

Pero… ¿qué es la salud? Vamos a ver dos definiciones importantes.

Empezamos por cómo define la RAE esta palabra:

1. f. Estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas sus funciones. 2. f. Conjunto de las condiciones físicas en que se encuentra un organismo determinado.  

Continuamos con la OMS que nos dice que la salud es «aquel estado de bienestar que va más allá de no padecer enfermedades y que incluye también el bienestar físico, mental y social» Este triple bienestar es tan valioso como no tener un constipado o una enfermedad.

Y para entender ese bienestar veamos cuáles son los tipos de salud que hay.

  • La salud física es el estado de organismo, teniendo en cuenta todos los factores, desde la ausencia de enfermedades hasta el estado físico.
  • La salud mental es el bienestar general de la forma en la que piensas, regulas tus pensamientos y te comportas.
  • La salud social abarca todo lo relacionado con nuestro mundo social. Interacciones, hábitos, pensamientos y emociones con los que nos vinculamos con los demás.

En relación a una enfermedad crónica neuronal como es la epilepsia, lo primero que quieres es sentirte bien físicamente y dejar de tener crisis. Pero conforme empiezas a tomar tu medicación aparecen efectos secundarios que no creías que pudieran aparecer y que pueden tener relación con lo físico pero también con lo mental. Y aquí aparece un punto nuevo. Para algunas personas, puede que el bienestar mental entre en desequilibrio y no se conozca qué hacer. Por ello es importante que desde el primer momento, el neurólogo te informe, a ti y a tu entorno, de todo aquello que puede ocurrir para que sepas cómo enfrentarte a la situación y tener las herramientas para mejorar.

Además, la desinformación sobre la epilepsia en la sociedad hace que la persona diagnosticada pueda sentirse apartada y sin apoyo para continuar en su día a día. La persona puede sentir estigma y en diferentes niveles: tanto en la sociedad en general, como a nivel laboral o a nivel familiar y de amistades. Por ello, aquí entra en juego la educación. La educación para la salud es fundamental para normalizar algo que tienen más de 65 millones de personas en el mundo y que podemos encontrarnos en cualquier momento de nuestra vida.

Por ello la salud es TAN IMPORTANTE y no debemos dejarla de lado nunca, ninguna de las tres nombradas anteriormente. Por el hecho de tener epilepsia, no significa que no tengas salud, pero es crucial cuidar tu salud física, mental y social para llegar a tener bienestar.

¿Cómo?

  • Cuida tus hábitos saludables: alimentación, ejercicio…
  • Toma tu medicación
  • Cuida tus hábitos del sueño
  • Gestiona el manejo del estrés o la ansiedad
  • Ve al neurólogo (y cuéntale tu vida en verso)
  • Si lo necesitas, el psicólogo puede ayudarte.

Cuidarnos a veces cuesta pero, conforme lo vamos haciendo, cada vez es más sencillo y nos gusta más.

Gracias por leerme,

Andrea.

Anuncio publicitario

Un comentario en “La salud, eso tan incierto…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s